Al hablar en público, mejor reír que llorar

1 min.